Cosas que me pueden llegar a poner de mal humor

Que el sábado a las 8.30 am
teniendo que trabajar por la tarde
y por lo tanto necesitando dormir mis ocho (o nueve) horitas
me tenga que levantar porque se sacude la Tierra.

No pasó nada.
Ni siquiera salimos.
Pero ya me había levantado.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo D.F., en casa, México

Protegido: Sólo suscriptores: la noticia del año

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Escribe tu contraseña para ver los comentarios.

Archivado bajo Sueltos

Influenza, día 11: últimas novedades desde acá adentro

Las últimas noticias de la epidemia de influenza en México:

– La nueva amante de Tony Soprano, Gloria Trillo, resulta estar más loca que la anterior, la rusa Irina. Pero Tony arregla todo mandándole a uno de sus subordinados a amenazarla de muerte en una ruta solitaria y nevada dentro de uno de los Mercedes que ella vende.

“Stay the fuck away from Tony Soprano…you call, or go anywhere near him or his family and they’ll be scraping your nipples off these fine leather seats. And here’s the point to remember: my face is the last one you’ll see, not Tony’s…it won’t be cinematic.”

– Jackie Aprile Jr. –el hijo del anterior jefe de la familia, muerto de cáncer– sigue mandándose todo tipo de metidas de pata mientras sale con la hija de Tony, Meadow. Hasta dónde sé, anoche asaltó el juego de poker de Ralphie, un capitán de la familia, así que espero que hoy –en el último episodio de la temporada 3– lo hagan boleta.

Carmela Soprano está cada día más desesperada. Fue a ver a un analista, que le dijo que debía dejar a Tony ya que toda la plata que gasta es “blood money“. Pero después fue a ver a un cura que le dijo que el divorcio no es aceptable, entonces no sabe bien qué hacer.

– En uno de los episodios más cómicos que he visto, Paulie Walnuts y Christopher Moltisanti se pierden en medio del bosque nevado tras intentar enterrar a un ruso al que creyeron que habían matado en un arranque de ira de Paulie. Al final, el ruso se les escapa y ellos casi mueren congelados.

Esta tarde se viene el gran final de la temporada y, acto seguido, comenzamos con la 4. Saludos.

* Para entender más sobre nuestro estado mental, esta nota del Times lo explica bastante bien.

3 comentarios

Archivado bajo D.F., en casa, medio ambiente

Influenza, día 9: de encerrados y aburridos, discriminados y escupidos

Podrido de la influenza

¿Cómo me doy cuenta que en Argentina han exagerado la cobertura de la influenza humana acá? Porque a los argentinos que vivimos acá nuestras familias nos han contactado preocupadas. Por lo que entiendo, allá poco más y piensan que acá hay gente muerta tirada en la calle.

En realidad, si tomás las precauciones del caso, ésta es la emergencia más aburrida que hay.

No hay cines. No hay restaurantes. No hay clases. No hay trabajo (para algunos). Cualquier espacio público concurrido debe ser evitado. El Bosque de Chapultepec está cerrado. Entonces, no hay otra que quedarse en casa. Mirar películas, leer, mirar tele.

Podrido de la influenza

Claro que después, ponés TyC Sports y los ves a los periodistas tomándose en serio el incidente de la escupida y moqueada del jugador de Chivas al de Everton en Chile. Ahora mismo están entrevistando al de Everton, como si fuera una víctima — “esta situación que te tocó vivir”, y así. Esto, después de que a los mexicanos los tenían re podridos con bromas sobre la gripe.

Parece que una emergencia como ésta despierta los peores instintos chauvinistas, nacionalistas y demás estupideces.

Hoy en la radio acá, Carlos Puig se empezó a quejar de que Latinoamérica está discriminando a los mexicanos –que me parece es parcialmente cierto, porque es muy feo que te asocien con una enfermedad y la cancelación de vuelos es una idiotez–. Pero al rato, lo que empezó a hacer fue mofarse de otros países, diciendo con tono de sorna que no podía creer que a México les pudiera cerrar las fronteras “Perúúú, Guatemaaala…”, dando por entendido que esos países son menos sanos o menos higiénicos que México. O sea, “quiénes son ellos para cerrarnos las fronteras a nosotros…” Su arranque, patético para un periodista serio, era respondido por un coro de risas del staff.

Increíble.

Creo que llevamos muchos días encerrados y a algunos les está afectando.

(También ha habido algún comentario idiota en este blog que borre pronto porque no me interesa ese tipo de “opiniones”).

Podrido de la influenza

Para los que se preocupan por nosotros, les digo que no piensen en mandarnos cubrebocas ni Tamiflu. Mandennos películas, DVDs de Family Guy, el TEG, Monopoly y Scrabble, ajedrez, damas y cartas de truco, llamen por teléfono, chateennos, skypeennos.

Acá el feriado comenzó hoy y sigue hasta el martes –Cinco de Mayo es una efemérides importante pero no es la Independencia mexicana, como piensan en EE.UU.– y va a ser laaaargo y aburrido.

Por lo pronto, yo me pienso desconectar de las noticias: ya sé todo lo que tengo que saber por ahora sobre la influenza humana, porcina, A H1N1, o como la quieran llamar.

7 comentarios

Archivado bajo Argentina, D.F., en casa, México

Influenza: Impresiones del día 7

Foto: César Durione

Foto: César Durione

En un clásico ritual periodístico, ayer estuve casi todo el día afuera del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, de guardia.

Hablé con decenas de personas, sobre todo familiares de gente internada o que acababa de llegar para hacerse examinar ante síntomas preocupantes.

También me hice tiempo para hablar con Sandip Roy, el conductor de New America Now, un programa de radio en San Francisco, California, hecho con una perspectiva inmigrante. (La entrevista sale este viernes a las 3 de México, 4 de Nueva York, 5 de Buenos Aires por la estación KALW, y también se repite el domingo, pero subiré el audio acá cuando lo tenga.)

La sensación que me quedó de hablar con la gente afectada es, primero que nada, de incertidumbre.

Incertidumbre de ellos, que no saben bien qué tienen sus familiares. Sólo encontré un puñado de gente que había escuchado de los médicos un diagnóstico confirmado de influenza.

Incertidumbre mía, como periodista, de qué tan grande es la crisis, cuando la tarea más difícil –confirmada por colegas– es la de encontrar gente enferma de influenza.

Sí hay datos preocupantes. Una señora cuyo marido está muy grave, con influenza, me dijo que lo tenían en terapia intermedia porque en terapia intensiva no había más lugar desde hace varios días.

También hay cosas increíbles. Como el cartel bien a la entrada del servicio de urgencias, pegado en un teléfono público, que ofrece a la venta espacio en un cementerio. O las dos señoras que se acercaron a ofrecer una sanación terapéutica, espiritual, y no sé qué más, mientras entrevistaba a familiares de internados. La terapia que promovían, gratuita, no religiosa, consistía en tomarnos todos de las manos o algo así, en estos días en que nadie quiere tocar a nadie.

Como estoy trabajando en un artículo a largo plazo, pude observar con cierta distancia a mis colegas de la prensa diaria, de la televisión, que andaban atrás de la noticia del día, apurados, presionados. El INER es el lugar más seguro para conseguir una buena entrevista, porque en otros hospitales puede no haber nadie con diagnóstico confirmado, es todo muy dudoso. Además, la información se maneja centralizada y hablar con personal de cada lugar es imposible.

Sí, un médico me confió que en el INER siguen sin recibir todas las máscaras faciales que necesitan. El personal usa unas más profesionales –parecen un filtro de café– que el primitivo tapabocas celeste que vestimos los ciudadanos de a pie.

Las entrevistas se hacen más raras cuando nadie puede ver la boca de la otra persona, son una conversación entre miradas. A mí se me hacía inevitable arreglarme la posición del tapabocas a cada rato.

Después les cuento más.

2 comentarios

Archivado bajo D.F., Fotos, México, medio ambiente

“El complot de los inútiles”: la estrategia comunicacional sobre la influenza es un desastre

Estoy esperando a ver si W Radio sube a su sitio el audio completo de la entrevista entre Carlos Puig, conductor de Hoy por Hoy, y Miguel Angel Lezana, director del Centro General de Vigilancia Epidemiológica. Mientras, tengo un extracto que salió en las noticias de las 9.

Escuchen cómo las cifras que pensábamos ciertas son absolutamente dudosas. Y cómo los funcionarios de Salud de cada distrito, sea estado o ciudad, no están siguiendo las recomendaciones que les hicieron los científicos sobre qué decir y cómo.

Puig hizo lo que hace dos días estoy esperando que haga un periodista con acceso a las fuentes más altas de esta crisis: preguntar y repreguntar hasta que la información esté clara.

¿La conclusión? Sólo está confirmado que siete de los mexicanos muertos en estos días en esta crisis han fallecido por gripe porcina.

¡Siete!

Cuando se manejan cifras de 20, 150 y 200.

Como dijo Puig, es “el complot de los inútiles”.

Esto no significa que los 150 o más muertos no sean por influenza, pero sí que los funcionarios que lo están diciendo son unos irresponsables. Desde el inicio, la estrategia (?) comunicacional del gobierno ha sido un desastre y los medios mexicanos –por lo menos, los que yo he visto– no cumplieron su labor de hurgar hasta encontrar la máxima claridad posible. Puig hizo su trabajo y generó lo que espero sea un tremendo cambio en la percepción de esta crisis.

Update: Acaban de volver a pasar la entrevista completa, pero lamentablemente no la pude grabar. Sí pude anotar estos datos clave:

– Los casos comprobados de influenza porcina son 26. Siete de esas personas murieron.

– Los casos que podrían, clínicamente, ser influenza porcina son 2,498.

– Las muertes sospechosas que falta confirmar o descartar son 152. El veredicto sobre ellas se sabrá recién este fin de semana.

– Se había dicho que eran 20 las muertes confirmadas, pero el lunes ya se sabía que 13 no eran influenza porcina. La cifra es 7 desde el lunes, pero recién lo dijeron anoche.

– La última de las siete muertes fue confirmada en la primera semana de abril. Desde entonces, no han confirmado ni descartado ningún caso.

Update II: La Secretaría de Salud acaba de sacar un nuevo comunicado, donde los casos confirmados son 49.

Dice The Associated Press:

El número confirmado de personas contagiadas con el virus de la gripe porcina pasó de 26 a 49 en las últimas horas, de las cuales siete han fallecido, informó el miércoles la Secretaría de Salud federal.

La dependencia, que ha ajustado las cifras de víctimas de la enfermedad, señaló en un comunicado que en las primeras horas del miércoles recibió nuevas pruebas de laboratorio que dieron positivo para 23 nuevos casos de influenza porcina, adicionales a los 26 que el gobierno reportó la noche del martes.

No se informó sobre el estado de salud de las personas contagiadas.

Las autoridades federales han señalado que hay 159 muertes posiblemente vinculadas con el virus.

En un reporte ofrecido a la prensa la noche del martes, la Secretaría de Salud federal ajustó sus cifras y señaló que sólo en siete muertes se tenía plenamente confirmado que había sido por influenza porcina, a pesar de que en los últimos días habían reportado la cifra de 20.

3 comentarios

Archivado bajo audio, D.F., México, non-D.F.

Influenza en México: mi más reciente reporte

No hay cubrebocas por ningún lado, así que mejor un pañuelo tipo Guns N' Roses.

No hay cubrebocas por ningún lado, así que mejor un pañuelo tipo Guns N' Roses.

Mi entrevista esta tarde en el programa Efecto Invernadero, de Radio Duna (Santiago, Chile), con Francisco Aravena y Maritxu Sangroniz. (Adelanten hasta que termine el tema de The Police, a los 6 minutos de iniciado el programa).


Estaba como dudando de si escribir mi impresión de esta tarde, cuando vi este post de Deborah Bonello, una reportera británica que trabaja para el Los Angeles Times.

Deborah escribió exactamente lo que yo estaba pensando: por más que uno recorra hospitales, no es fácil encontrarse con familiares de gente enferma de influenza, y mucho menos con deudos (hasta pregunté en una funeraria convenientemente ubicada frente a un hospital público).

Todo lo contrario. La escena frente a los hospitales era menos caótica que lo habitual, ya que va menos gente de lo normal. Y no encontré a nadie que supiera nada en concreto. Además, todas las instituciones acá, públicas y privadas, se niegan a hablar del tema si no es a través de interminables llamadas al departamento de Comunicación Social, etc.

(Incluso un guardia de seguridad me “prohibió” sacarle una foto a la fachada del hospital para “proteger al edificio”, por más que yo estaba parado en la calle, fuera de toda jurisdicción de un guardia privado. Me puse a discutir porque me pareció una animalada, pero la foto realmente no me interesaba tanto).

Influenza porcina 02

La falta de histeria te deja pensando en que la fiebre (je) quizás sí es más mediática que real. Que los chilangos no están cayendo como moscas.

Debo decir que la cobertura de los medios mexicanos, sobre todo en internet, me tiene bastante disconforme. En general, en vez de explicarle las cosas a la gente, se preocupan por sobresaltarla con el último titular. Y, como ya me quejé hace más de un año, nadie tiene el concepto del rewrite en su organigrama, a pesar de todos los recursos que le dedican a la cobertura.

(Después, está esto).

Pero el gobierno tampoco maneja bien la info: por ejemplo, no dejan en claro en las conferencias el tema de cuántos muertos son confirmados por influenza porcina y cuántos son sospechosos.

Influenza porcina 03

12 comentarios

Archivado bajo D.F., Fotos, México