Archivo de la categoría: viajes

Éstos juegan mejor que el plantel actual de San Lorenzo

No se confundan: puede parecer que son los famosos Mercenarios ’09, el plantel que quedará como una mancha en la gloriosa historia de San Lorenzo, pero no.

Éstos son muertos de tiempo completo, no sólo una o dos veces por semana.

Hablando un poco más en serio, éstas son algunas de las famosas momias de Guanajuato. (Acá hay más información).

Antes de ir, habiendo sólo oído esa frase, pensaba yo –inocentemente– que lo de momias tenía que ver con cadáveres de hace muchos siglos, envueltos en vendas, etc.

Pero éstos son cuerpos deshidratados por acción del suelo local (no son momias, técnicamente) y hay algunos de personas que murieron hace sólo treinta años o menos.

La exhibición es bastante macabra y mucho menos científica de lo que me esperaba. Es un poquito de Coney Island mezclado con el Día de los Muertos, o algo así.

Los gestos de los cadáveres tienen explicación, eso sí: las bocas están abiertas por la natural contracción de los músculos — no es que todos estuvieran gritando. Y las manos cruzadas son típicas de cómo se entierra a la gente. (Pero sí había una señora a la que habían enterrado viva. Glup).

4 comentarios

Archivado bajo Fotos, México, non-D.F., usos y costumbres, viajes

Viendo a Los Mercenarios en San Luis Potosí

Sufriendo por el Ciclón en San Luis Potosí, México.

Sufriendo por el Ciclón en San Luis Potosí, México.

Abajo de la primera “a” de Gladiadores, abajo de un muchacho con un bebé en brazos, ése soy yo, el de la gorrita ridícula. (Hagan click en la foto para ampliarla).

Un amigo se burlaba de mí por email porque fui a ver a San Lorenzo quedar eliminado de manera vergonzante. Ser hincha se trata justamente de ir en estas ocasiones, en “las malas”, no sólo cuando al equipo le va bien, cuando le ganamos 5-1 a River o lo dejamos afuera de la Copa con dos hombres menos.

Después de todo,

Nos fuimos al descenso,
Nos vendieron la cancha,
Lo que nunca pudieron fue parar a esta hinchada,
Que se hizo Gloriosa en las buenas, en las malas,
La que lleva en la sangre la pasión azulgrana…

(Y, además, me saqué las ganas de putearlos a Aureliano Torres, a Solari, a Ledesma, en vivo, en vez de alarmar a los vecinos con las puteadas frente a la tele).

3 comentarios

Archivado bajo Argentina, fobal, Fotos, México, non-D.F., San Loré, viajes

Mariposas Monarca en Michoacán

Hace un par de semanas, estuvimos en Michoacán viendo a las mariposas Monarca, que tienen una migración muy interesante:

…la mariposa monarca es capaz de viajar más de 4 mil kilómetros (desde Canadá y Estados Unidos de América) hasta los bosques de oyameles de los estados de Michoacán de Ocampo y México.

(…) Recorren alrededor de 120 kilómetros por día y realizan su viaje en 33 días, aproximadamente. A finales de marzo, cuando alcanzan su madurez, emprenden su viaje de retorno a los países del norte.

[Leer más acá]

Acá están las fotos:

También las pueden ver en más detalle en mi flickr.

Deja un comentario

Archivado bajo Fotos, México, medio ambiente, non-D.F., viajes

Homenaje a un fiel compañero de aventuras: El Rayo Blanco

El Rayo Blanco en North Carolina

El Rayo Blanco en North Carolina

El año pasado, nos trajo de Nueva York a México, sin chistar y cargado de cosas. El único inconveniente mecánico fue un reventón en plena autopista I-10.

Nos llevó del D.F. a la costa del Pacífico varias veces, por las sinuosas rutas de montaña, los retenes militares, los caminos de tierra, los lomos de burro (Arg. topes) y los burros de verdad, las autopistas carísimas y las rutas libres.

Nos llevó a destinos turísticos cerca de la ciudad a pasar el día o el fin de semana. En la parte trasera, la carpa, la bolsa de dormir, la sombrilla, la cámara de fotos, alguna frazada.

El Rayo Blanco, como lo bautizamos irónicamente el año pasado antes del viaje NY·DF, fue un auto fiel, cumplidor, aguantador. Uno de esos coches que te convierten en seguidor de una marca; en este caso, Subaru.

El Rayo en Georgia.

El Rayo en Georgia.

Tranquilo. Nunca se calentó, ni cuando estaba dos horas en el tráfico del D.F.ctuoso para hacer un trayecto que demandaría 20 minutos en condiciones normales. Será porque es del 1992 y con la edad viene la calma.

Ahorrador. Rendía un montón de millas/kilómetros por galón/litro.

Fachero. Con su placa de Nueva York y su parecido a las naves de Star Wars, salía bien en todas las fotos.

El Rayo y el Mississippi

El Rayo y el Mississippi

El 11 de febrero se le vencía la visa por seis meses que tenía para estar en México, desde que ingresó al final de aquel viaje épico. El viernes pasado, urgidos por esa fecha, decidimos llevarlo a Texas y cambiarlo por otro vehículo. Una vez más, a pesar de los neumáticos gastados, del ruido al doblar a la izquierda, de lo que le costaban las subidas en la ruta si no venía embalado, cumplió con su cometido. En su última misión, nos llevó de un lote de autos usados a otro, mientras buscábamos y elegíamos a su sucesora. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo transporte, tránsito, viajes, videos

Surf bajo vigilancia en la costa de Guerrero

"Buenos dias, mi sargento. Solicito permiso para correr unas olitas".

"Buenos días, mi sargento. Solicito permiso para correr unas derechas".

Nada más lindo que ir a surfear temprano a la mañana al Pacífico mexicano. Esta bella mañana de octubre, fuimos a Playa Linda, al norte de Ixtapa y al sur de Troncones, a correr una derecha que sale linda pero — como parece que pasa en muchas playas del Pacífico — ni bien cambia el viento se arruina, tipo 11 de la mañana.

En esta ocasión, nos decidió acompañar un camión lleno de efectivos del Ejército mexicano, que llegaron al mismo tiempo que nosotros. Se bajaron directo a la playa a escudriñar el horizonte: se me ocurrió que andarían buscando alguna embarcación con carga non-sancta.

(El Ejército está cumpliendo tareas de seguridad pública en la lucha contra el narco — ayer mataron por error a una embarazada — en algunos estados de la costa y del norte del país).

Yo seguí mi camino rumbo al agua y los soldados se fueron al rato.

No hubo chance de replicar una de las escenas más famosas de Apocalypse Now:

1 comentario

Archivado bajo Fotos, México, non-D.F., surf, viajes

Fin de semana largo

El lunes es feriado, lo que aquí le dicen un “puente”, porque el fin de semana llega a tres días.

Esto significa éxodo generalizado de la ciudad.

Como nosotros estuvimos en la playa el fin de semana pasado, no nos toca. El Rayo Blanco debe descansar.

Nos quedaremos a disfrutar de la ciudad semi-vacía. Pero aquí les dejo fotos de Cuernavaca, un lugar donde podríamos haber ido.

Cuernavaca

Cuernavaca

Cuernavaca, mariachis

Cuernavaca, mariachis

Cuernavaca, fuerte

Cuernavaca, fuerte

Hay más acá.

1 comentario

Archivado bajo Fotos, México, non-D.F., viajes

De norte a sur, conversando con los latinos sobre la Elección 2008

Este lunes 4 a la mañana, a la hora en que usted se esté levantando y preparándose un café, yo estaré probablemente bajo el río Hudson, tomando unos mates y saliendo de Nueva York una vez más. Después de cinco años y medio allí, me mudé a México D.F. a principios de 2008. Ahora, voy a conectar ambas ciudades en un roadtrip que me llevará a través de Washington D.C., la costa Este, el Sur profundo, la conservadora Tejas y el desierto del norte de México.

Este viaje había nacido como una aventura privada, pero mis genes de periodista no me iban a permitir desperdiciar la oportunidad de convertir este recorrido en una excusa para contar buenas historias. Por supuesto, la historia más importante en este momento es la elección presidencial, con dos candidatos muy interesantes y varios temas –la guerra, la economía, la inmigración, el medio ambiente– que desatan las pasiones más fuertes en la gente.

La población latina de los Estados Unidos viene creciendo desde hace décadas, y los latinos se acaban de convertir en la minoría más grande del país. Claro que considerarlos entre las minorías étnicas es un tanto extraño, dado que un hispano puede ser blanco, negro, indígena, y muchas cosas más, con lo que la misma persona puede pertenecer a más de una minoría. Sin embargo, la existencia de los latinos como un grupo del electorado sí importa, y mucho, a la hora de pensar en los votos que se contarán el 4 de noviembre a la noche.

Hoy en día, los políticos estadounidenses saben que hablar mal de Fidel Castro –casi casi jubilado, anyway– ya no es suficiente para ganarse a los votantes latinos. Una visita a la Basílica de Guadalupe en el D.F. puede venir bien (¿no es cierto, Senator McCain?), dado que los mexicanos son la mayoría de la población de origen latinoamericano en este país. Pero ha quedado claro que el electorado latino es demasiado diverso para que todos los grupos sean puestos en la misma bolsa, en una bolsa de gatos.

Así que, tan pronto como nuestro valiente Subaru Legacy 1992, El Rayo Blanco, pise el suelo de Nueva Jersey al otro lado del Hudson, empezaré a traerles las historias, las caras, las voces y las opiniones de esa población latina tan diversa. Como los dominicanos que viven en los barrios arriba de la calle 137 en Manhattan, los mexicanos que trabajan en plantas de procesamiento de aves en la Carolina del Norte rural, los pocos hispanos que se quedaron en un pueblo del norte de la Florida después de una redada contra inmigrantes indocumentados, las familias tejanas que son estadounidenses desde hace varias generaciones, más allá de sus apellidos hispanos.

Visitaré el condado de Prince William en Virginia, donde el debate sobre inmigración ha sido muy intenso y donde las fuerzas de seguridad locales decidieron encargarse de hacer cumplir la ley de inmigración. Hablaré con un activista mexicano en Greenville, N.C., quien lleva más de veinte años de defender los derechos de los trabajadores rurales. Observaré a los activistas de los partidos trabajando duro para registrar votantes latinos, tratando de asegurarse su voto en noviembre.

Amy, conductora, Diego, reportero.

El Rayo Blanco y su tripulación: Amy, conductora, Diego, reportero.

El sitio donde publicaré todas estas historias, www.newyorktomexico.com, tiene muchas funciones interactivas, así que espero oir opiniones de lectores en todo el país y en el exterior también. Queremos saber qué piensa la gente –latina y no latina– sobre la elección, qué temas orientarán su voto, y qué opinan de los candidatos. Para cuando salgamos de Estados Unidos, ingresando a México por Nuevo Laredo, deberíamos tener una idea mucho más clara –y construida desde abajo– de cuáles son las respuestas a esos interrogantes.

Ah… y para aquellos que vivan en los lugares que visitaremos, un pedido: por favor, no dejen de recomendarnos los mejores lugares de comida latinoamericana de su área. El viaje será largo y vamos a necesitar reponer las energías seguido, después de tanto trabajo.

Deja un comentario

Archivado bajo Fotos, internet, México, non-D.F., transporte, viajes