Archivo de la categoría: usos y costumbres

buscate club: Yamón

Ante la llegada de Ramón Díaz al América (gallina con gallina, je), el licenciado Cuauhtémoc Rossi (gallina de toda la vida) se muestra inocultablemente entusiasmado. Propone enfebrecido que nos sumemos a las filas de los fanáticos de las Águilas de Coapa y hasta se le llegó a escapar alguna mención a adquirir un palco o abono para ir seguido.

Yo, por mi parte, me muestro cauto y escéptico, ya que me parece que Ramón Díaz le hizo bastante daño a San Lorenzo, más allá de que innegablemente le debemos el campeonato del Clausura 2007. Vamos a ver… quizás le hagamos el gusto a C.R. aunque sea por unos partidos.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo buscate club, D.F., fobal, México, San Loré, usos y costumbres

buscate club: los efectos del etnocentrismo futbolero

Comentábamos en este digno espacio hace un tiempo la decisión de los Pumas de la UNAM de no contratar más jugadores extranjeros.

Hoy, después de que se hizo el draft de la liga mexicana, las Chivas del Guadalajara salen a quejarse de que -gracias a su propia decisión de jugar sólo con mexicanos- son víctimas de un boicot de los demás clubes, que no quieren negociar con ellos a pesar de las cifras astronómicas que ofrecen por jugadores mexicanos.

El draft le ha dejado más bajas al Guadalajara (Gonzalo Pineda) y ningún refuerzo, pese a ofrecer cantidades desproporcionadas por jugadores como Luis Ángel Landín, Édgar Castillo, Sergio Amaury Ponce, Luis Ernesto Pérez e incluso Pablo Barrera. (El Universal)

Quizás los Pumas quieran meditar su decisión. Yo estaré pendiente.

Deja un comentario

Archivado bajo buscate club, fobal, México, usos y costumbres

futuro asadozo

Decía en twitter recién.

3 comentarios

Archivado bajo comida, D.F., en casa, gente, México, medio ambiente, usos y costumbres

buscate club: la xenofobia

Retomo el reality show iniciado hace algunas semanas: encontrar un club mexicano de futbol (acá se dice sin acento, reitero) para seguir, sin calentarme mucho.

En el diario de hoy, veo que los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (sí, UNAM, igual que la UNaM de donde egresé) anuncian que en unos pocos años serán “100% mexicanos”. Dice El Universal,

El proyecto para que Pumas esté integrado únicamente por mexicanos está en marcha. En un lapso no mayor a tres temporadas, el club Universidad pretende quedarse sólo con jugadores nacionales, convencido de la cosecha que recogerán de la cantera auriazul.

Gran punto en contra de Pumas, que hasta ahora llevaba la delantera porque tengo un amigo fanático a quien planeábamos acompañar al estadio con mi asesor futbolero-cultural argenmex Cuauhtémoc Rossi.

Conozco otros dos antecedentes de clubes que no compran extranjeros: el Athletic de Bilbao y (si no me equivoco) las Chivas Rayadas del Guadalajara. (Curiosamente, los dos usan camisetas a bastones rojos y blancos). El club vasco no recuerdo que haya ganado nada, las Chivas sí han levantado copas en los últimos años.

No me gusta ni un poquito eso de la xenofobia futbolera, de la pureza racial, de la sangre vasca o mexicana o marciana. Si no fuera por los extranjeros, la Premier League inglesa no le hubiera robado el lugar de mejor liga del mundo a la española en los últimos años. Hoy, gracias a los africanos, sudamericanos y otros -hay un coreano, Park, en ManUtd, y un israelí, Benayoun, en Liverpool- es uno de los mejores espectáculos futboleros que hay.

Así que, Pumas, un punto en contra.

Seguiremos informando.

7 comentarios

Archivado bajo buscate club, fobal, México, usos y costumbres

pibe, buscate club

Con el amigo Cuauhtémoc Rossi hemos estado debatiendo los pros y los contras de seguir el fútbol mexicano (que, para empezar, aquí se pronuncia futbol). Concluímos en que quizás estaría bueno darle una chance, una probadita, empezar a seguir un equipo, yendo a la cancha de vez en cuando, para despuntar el vicio, digamos.

Antes de que mis amigos fundamentalistas de la Resistencia Azulgrana me llenen el blog de insultos, aclaremos: para nada pensamos dejar de lado a nuestros equipos argentinos, esos de los que somos desde que éramos “así”. No nos queremos hacer hinchas-hinchas de ningún equipo mexicano. La palabra, más bien, sería aficionados, simpatizantes.

Supongo que somos la versión futbolera de los cuarentones que buscan una amante en plena midlife crisis. Pero nuestro motivo es menos conflictivo: estamos lejos del Gasómetro, del Monumental, y necesitamos un sucedáneo, un parche de nicotina que nos mantenga entretenidos.

Las reglas son claras: no queremos sufrir. No, señó. Para eso, los tengo al Flaco Bilos, al Chaco Torres, a Menseguez y a Mandrake (más bien Houdini) D’Alessandro, por ahora los sapos más caros de la historia de San Lorenzo.

No, la proposición es hacernos “seguidores” de un club mexicano que no nos traiga complicaciones, que en lo posible traiga alegrías, pero que de seguro no nos traerá tristezas, porque no nos importará un pito cuando le vaya mal.

Esto cambia los criterios de selección de manera significativa. Hemos estado analizando la cercanía de los estadios, cuán fácil es estacionar y/o llegar en metro, qué tipo de reputación tienen los equipos y las hinchadas. Es importante qué día y hora juegan de local, porque eso acá es fijo — cada dos semanas, sabés que el partido de tu equipo comienza en el mismo momento de la semana. Colores de playeras, cantidad de jugadores argentinos, cuándo ganaron el último título, son otros criterios.

Lo bueno de este experimento es que es una oportunidad poco común, la de poder elegir de qué cuadro sos con la mente de un adulto. Casi todos los hinchas decidimos nuestra afiliación -y a más de uno les fue impuesta- de niños, y tenemos que vivir con esa decisión hasta el final, para bien y para mal. (“Vamos Vamos San Lorenzo / Siempre te voy a seguir / En las buenas y en las malas, hasta el fiiiiin…”)

Así que, si llevamos esta idea a su concreción, podremos hacer como los mexicanos cuando su equipo pierde: encogernos de hombros y que nos valga madres.

* * *

Todavía no nos pusimos de acuerdo para ir a la cancha. (Este miércoles vamos, pero en condición de expatriados, a ver América-River por la Copa). En otra entrega, les cuento de nuestros primeros debates sobre los méritos de cada club.

6 comentarios

Archivado bajo buscate club, fobal, México, usos y costumbres