Archivo de la categoría: en casa

Cosas que me pueden llegar a poner de mal humor

Que el sábado a las 8.30 am
teniendo que trabajar por la tarde
y por lo tanto necesitando dormir mis ocho (o nueve) horitas
me tenga que levantar porque se sacude la Tierra.

No pasó nada.
Ni siquiera salimos.
Pero ya me había levantado.

2 comentarios

Archivado bajo D.F., en casa, México

Influenza, día 11: últimas novedades desde acá adentro

Las últimas noticias de la epidemia de influenza en México:

– La nueva amante de Tony Soprano, Gloria Trillo, resulta estar más loca que la anterior, la rusa Irina. Pero Tony arregla todo mandándole a uno de sus subordinados a amenazarla de muerte en una ruta solitaria y nevada dentro de uno de los Mercedes que ella vende.

“Stay the fuck away from Tony Soprano…you call, or go anywhere near him or his family and they’ll be scraping your nipples off these fine leather seats. And here’s the point to remember: my face is the last one you’ll see, not Tony’s…it won’t be cinematic.”

– Jackie Aprile Jr. –el hijo del anterior jefe de la familia, muerto de cáncer– sigue mandándose todo tipo de metidas de pata mientras sale con la hija de Tony, Meadow. Hasta dónde sé, anoche asaltó el juego de poker de Ralphie, un capitán de la familia, así que espero que hoy –en el último episodio de la temporada 3– lo hagan boleta.

Carmela Soprano está cada día más desesperada. Fue a ver a un analista, que le dijo que debía dejar a Tony ya que toda la plata que gasta es “blood money“. Pero después fue a ver a un cura que le dijo que el divorcio no es aceptable, entonces no sabe bien qué hacer.

– En uno de los episodios más cómicos que he visto, Paulie Walnuts y Christopher Moltisanti se pierden en medio del bosque nevado tras intentar enterrar a un ruso al que creyeron que habían matado en un arranque de ira de Paulie. Al final, el ruso se les escapa y ellos casi mueren congelados.

Esta tarde se viene el gran final de la temporada y, acto seguido, comenzamos con la 4. Saludos.

* Para entender más sobre nuestro estado mental, esta nota del Times lo explica bastante bien.

3 comentarios

Archivado bajo D.F., en casa, medio ambiente

Influenza, día 9: de encerrados y aburridos, discriminados y escupidos

Podrido de la influenza

¿Cómo me doy cuenta que en Argentina han exagerado la cobertura de la influenza humana acá? Porque a los argentinos que vivimos acá nuestras familias nos han contactado preocupadas. Por lo que entiendo, allá poco más y piensan que acá hay gente muerta tirada en la calle.

En realidad, si tomás las precauciones del caso, ésta es la emergencia más aburrida que hay.

No hay cines. No hay restaurantes. No hay clases. No hay trabajo (para algunos). Cualquier espacio público concurrido debe ser evitado. El Bosque de Chapultepec está cerrado. Entonces, no hay otra que quedarse en casa. Mirar películas, leer, mirar tele.

Podrido de la influenza

Claro que después, ponés TyC Sports y los ves a los periodistas tomándose en serio el incidente de la escupida y moqueada del jugador de Chivas al de Everton en Chile. Ahora mismo están entrevistando al de Everton, como si fuera una víctima — “esta situación que te tocó vivir”, y así. Esto, después de que a los mexicanos los tenían re podridos con bromas sobre la gripe.

Parece que una emergencia como ésta despierta los peores instintos chauvinistas, nacionalistas y demás estupideces.

Hoy en la radio acá, Carlos Puig se empezó a quejar de que Latinoamérica está discriminando a los mexicanos –que me parece es parcialmente cierto, porque es muy feo que te asocien con una enfermedad y la cancelación de vuelos es una idiotez–. Pero al rato, lo que empezó a hacer fue mofarse de otros países, diciendo con tono de sorna que no podía creer que a México les pudiera cerrar las fronteras “Perúúú, Guatemaaala…”, dando por entendido que esos países son menos sanos o menos higiénicos que México. O sea, “quiénes son ellos para cerrarnos las fronteras a nosotros…” Su arranque, patético para un periodista serio, era respondido por un coro de risas del staff.

Increíble.

Creo que llevamos muchos días encerrados y a algunos les está afectando.

(También ha habido algún comentario idiota en este blog que borre pronto porque no me interesa ese tipo de “opiniones”).

Podrido de la influenza

Para los que se preocupan por nosotros, les digo que no piensen en mandarnos cubrebocas ni Tamiflu. Mandennos películas, DVDs de Family Guy, el TEG, Monopoly y Scrabble, ajedrez, damas y cartas de truco, llamen por teléfono, chateennos, skypeennos.

Acá el feriado comenzó hoy y sigue hasta el martes –Cinco de Mayo es una efemérides importante pero no es la Independencia mexicana, como piensan en EE.UU.– y va a ser laaaargo y aburrido.

Por lo pronto, yo me pienso desconectar de las noticias: ya sé todo lo que tengo que saber por ahora sobre la influenza humana, porcina, A H1N1, o como la quieran llamar.

7 comentarios

Archivado bajo Argentina, D.F., en casa, México

Paren el D.F., me quiero bajar: mañana llueven ranas

Es como si una fuerza superior decidiera, primero, mandarnos una epidemia que nos tenga a todos asustados y encerrados en casa.

Y, después, como si fuéramos ratones en una jaulita, se pone a sacudirnos para divertirse al ver cómo salimos corriendo a la calle, a amontonarnos –serios como perro en bote– en la plazoleta más cercana.

Estaba yo sentado en el sofá, laptop en lap, preguntándome si la garganta apenas rasposa que sentía tendría alguna relación con un cerdo euroasiático, cuando sentí que me mareaba fuerte.

Claro que nadie se marea sentado, ¿no?

Cuando levanté la vista, vi cómo las lámparas que cuelgan del techo oscilaban, frenéticas, de un lado a otro. No tuve tiempo de darme cuenta, pero la conferencia de prensa sobre la influenza que estaba mirando por la tele se interrumpió mientras un funcionario admitía: “Sí, está temblando”, después de decir primero que era un edificio vecino en demolición. (Los funcionarios de Calderón no quieren admitir que nada está mal. No hay nada para ver, sigan su camino).

Lo que tuve tiempo de hacer fue cerrar la computadora, pararme y salir del departamento. En el último segundo antes de cerrar la puerta, reaccioné y agarré las llaves. Lo único que pensaba era que siete pisos me separaban de la nunca tan querida Pachamama.

Sigue leyendo

6 comentarios

Archivado bajo D.F., en casa, Fotos, México, medio ambiente

El smog en el D.F., cuando pasa la temporada de lluvias

La vista desde mi balcón al atardecer

La vista desde mi balcón al atardecer

Pasó la temporada de lluvias y el smog se mantiene sobre la ciudad casi todo el tiempo. Cuando salgo a la calle la nariz me pica y me siento hasta un poco enfermo. La casa se llena de polvo rápidamente. La lluvia volverá como en febrero o marzo. En fin…

3 comentarios

Archivado bajo D.F., en casa, Fotos, México, medio ambiente

el asador fantasma

Cumplí el sueño de la parrilla propia. Por primera vez en mi vida.

En el balcón del séptimo piso. (No hay octavo).

Tira como loco, casi se me quema el primer asado por exceso de brasa. Cuestión de ir aprendiendo.

El asador fantasma

La foto está sacada a través de la puerta de vidrio que da al balcón, que se abre hacia afuera y lo parte a la mitad cuando está abierta, lo que (quiero creer) provee una buena barrera para que el humo no vaya para el lado de la única vecina.

2 comentarios

Archivado bajo comida, D.F., en casa, Fotos, México, medio ambiente, usos y costumbres

futuro asadozo

Decía en twitter recién.

3 comentarios

Archivado bajo comida, D.F., en casa, gente, México, medio ambiente, usos y costumbres