Así quedó el taxi

Qué poco duró nuestra excursión sabatina. Entre el taxista y yo lo frenamos al idiota que se quería escapar. Mientras, ¡un camionero tocaba bocina porque no podía pasar por el accidente! Momentos que te hacen preguntarte cómo se puede vivir acá.

Deja un comentario

Archivado bajo D.F.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s