el asador fantasma

Cumplí el sueño de la parrilla propia. Por primera vez en mi vida.

En el balcón del séptimo piso. (No hay octavo).

Tira como loco, casi se me quema el primer asado por exceso de brasa. Cuestión de ir aprendiendo.

El asador fantasma

La foto está sacada a través de la puerta de vidrio que da al balcón, que se abre hacia afuera y lo parte a la mitad cuando está abierta, lo que (quiero creer) provee una buena barrera para que el humo no vaya para el lado de la única vecina.

2 comentarios

Archivado bajo comida, D.F., en casa, Fotos, México, medio ambiente, usos y costumbres

2 Respuestas a “el asador fantasma

  1. Bien! Lo que uno realmente más extraña cuando está en otro país es la comida, no a la gente =P

  2. dyana

    que fantasmal! uuuuu… asaadooo aaassaaaadooooo ra ra ra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s