políticamente incorrecto

Soy muy consciente de que el peligro que tiene este blog es que algún visitante mexicano se vaya a ofender cuando perciba una crítica a su país o a sus compatriotas en estas impresiones que transmito.

Pero me parece que no importa la nacionalidad para estar de acuerdo en algo: no se habla por teléfono dentro de la sala de cine.

Anoche, fui a ver I Am Legend, que me interesaba mucho porque vi cuando la filmaban en las cercanías de NYU a fines de 2006. (Película mediocre, a pesar de algunas escenas muy buenas. Guionistas descerebrados: inventan una brasileña que no sabe quién es Bob Marley).

Dos tipos, no uno, atendieron llamadas adentro del cine.

El primero lo habrá tenido en vibrador, porque no se escuchó el ring ring — qué gentil, ¿no? Se levantó y fue hablando hasta la salida, todo el pinche camino.

El segundo, ¡LO DEJÓ SONAR TRES VECES! Después, lo atendió y hablando en voz alta -sin un mínimo intento de susurro-, caminó hasta el rellano de la escalera, desde donde su voz retumbó hasta el final de su conversación.

Conversación que no era: “¿Qué te pasó? ¡Llama a una ambulancia/policía/bomberos! ¿Estás bien? ¡¿Los chicos están bien?!”

No, era la plática más normal y menos urgente de toda el área metropolitana del D.F.

¿Podrán creer que nadie dijo: “shh…”?

4 comentarios

Archivado bajo D.F., gente

4 Respuestas a “políticamente incorrecto

  1. Lo que no puedo creer es que vos no hayas dicho algo… Yo le hubiera dicho algo.

  2. Eso… eso es tema de otro post.

  3. La verdad no peca, pero incomoda.
    Y cuando una verdad dicha tan de frente no duele, entonces es una mentira.
    Soy mexicano y dices solo la verdad. La ciudad de México vive una decadencia de valores impresionante: al manejar, al comer, en el cine…….
    La verdad pienso que a veces damos asco.
    ¡Saludos!

  4. El jueves pasado me volvió a pasar lo mismo. Esta vez era una mujer justo detrás mío. Me di vuelta aparatosamente para que se diera cuenta y siguió hablando, en susurros, lo que lo hace más molesto. Entonces me di vuelta de nuevo y le dije: SHHHHHH en la cara. Después, se me escaparon unas palabrotas. No podía más de la bronca. Era en ¡el final! de There Will Be Blood.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s